En el barrio de Excharchia, Atenas, existe un edificio en el que viven cerca de 100 personas refugiadas de diferentes nacionalidades y en el cual se ha creado una comunidad basada en la autogestión, donde ya no es indispensable la ayuda humanitaria de personas voluntarias que, de manera algo asistencialista, ayude a estas familias a sobrevivir en un entorno en que las grandes ONG’s y los gobiernos europeos se desentienden cada día más.

 

Son ellos y ellas las que se hacen cargo de la totalidad de la organización del que se ha convertido en su hogar, aunque éste fuese, en un principio, temporal.

 

Las decisiones se toman mediante consenso en asambleas semanales, donde se crea un ambiente ordenado de discusión de nuevas propuestas, quejas, cambios, mejoras, y todo lo que tiene que ver con el bienestar de quienes allí conviven.

 

Todas y cada una de las personas adultas que viven en el edificio deben invertir una hora diaria en trabajos para el bienestar del edificio, ya sea de limpieza, de seguridad, de distribución de alimentos, etc.

 

Además, existen equipos de trabajo multiculturales que gestionan cada una de las tareas principales, como el reparto de habitaciones, la gestión de la comida, la seguridad y la limpieza, las actividades con los niños, etc.

 

El único aspecto en el que este proyecto depende del exterior es en el económico, para lo cual se realizan fiestas, eventos y otras actividades abiertas al público para recaudar fondos para alimentos y otros gastos del edificio, además de aceptar donativos puntuales de quienes valoran su esfuerzo y la manera en la que viven.

 

Al Cuadrado Solidario quiere también colaborar con este maravilloso proyecto, al que destina una donación mensual que varía según las ventas de productos de #JustLikeYou.